Áridos

Se realizan los ensayos necesarios para determinar que los áridos cumplen con los parámetros de calidad exigidos en la EHE artículo 28.
La naturaleza de los áridos y su preparación serán tales que permitan garantizar la adecuada resistencia y durabilidad del hormigón. Como áridos para la fabricación de hormigón pueden emplearse arenas y gravas existentes en yacimientos naturales, rocas machacadas o escorias siderurgicas apropiadas, así como otros productos cuya evidencia de buen comportamiento haya sido sancionado por la práctica y se justifique debidamente.